Carpintería de aluminio para empresas

La mejor carpintería de aluminio para empresas

Carpintería de aluminio para empresas

La carpintería de aluminio también se puede emplear para locales comerciales, empresas y oficinas. Y es que aunque habitualmente pensamos en este tipo de creaciones para los hogares particulares, lo cierto es que la carpintería de aluminio también se puede emplear para los espacios empresariales de todo tipo. Sin que por ello pierda elegancia, funcionalidad y clase. Y es que actualmente son múltiples los acabados y las creaciones que se desarrollan con este material.

En Tacema llevamos varios años realizando trabajos en este sentido, por lo que hemos estimado oportuno escribir este artículo para orientar a quienes aún no lo conocen.

 

Tacema S.L, Carpintería de aluminio para empresas

La carpintería de aluminio para empresas se desarrolla en este entorno casi desde el principio. Y es que como se trata de un material barato, fuerte, de bajo peso y mucho más duradero que la madera, este tipo de carpintería ofrecía la posibilidad de crear estructuras complejas sin tener problemas con la materia prima. De ahí que durante todo el siglo XX fuera habitual su uso en naves industriales y en fábricas.

 

Con la expansión de este tipo de carpintería a los hogares, el sector volvió a crecer y a desarrollarse. Un hecho que ha repercutido positivamente en las aplicaciones de la carpintería metálica de las empresas. De hecho, en la actualidad es uno de los materiales más empleados.

 

En el caso de las empresas es habitual el empleo de las siguientes realizaciones de carpintería metálica:

 

Carpintería de aluminio para empresas

  1. Barandillas de aluminio. Suelen combinarse con paneles o vidrio y permiten sacar el máximo partido a los espacios superiores a los que accedemos a través de escaleras, dando al mismo tiempo un toque de elegancia al espacio. Son completamente seguras.
  2. Cerramientos de aluminio. Se emplean para crear espacios acotados. Aísla y protege todo lo que haya en el interior.
  3. Fachadas de aluminio. En este caso se trata de crear paredes que protegen de la luz y el sol, así como de cualquier inclemencia meteorológica. Y es que gracias al aluminio, el edificio mantiene una temperatura óptima en su interior. También son estructuras que aíslan acústicamente el interior de su entorno.
  4. Muros cortina. Son estructuras que se colocan de manera anexa a edificios singulares o históricos. Crean espacios seguros, con elegancia y con todas las propiedades que solemos otorgar a creaciones en piedra o ladrillo.
  5. Pérgolas de aluminio. Se trata de estructuras que suelen colocarse en las partes exteriores de un edificio. Con ello se trata de crear espacios de sombra en los que poder aparcar o donde se proteja a los clientes de la lluvia y el frío cuando acceden al interior de la empresa o cuando salen de ella. Son elementos que suelen combinarse con vegetación y que ofrecen elegancia y sobriedad funcional a las empresas.

 

Hay muchas más creaciones o piezas intermedias que vienen a completar la realización de espacios empresariales en cualquier lugar. Todas ellas, además, pueden adquirirse en color mineral o coloreado, en función a la filosofía y a la actividad de la empresa. Un hecho que también es posible actualmente y que ha multiplicado sus posibilidades de aplicación en empresas y comercios de todo tipo.

Así pues, si necesitas carpintería de aluminio para tu empresa, no lo dudes y ven a conocernos. En Tacema llevamos muchos años en el sector y somos capaces de ofrecer los mejores trabajos a precios muy competitivos. Y si aún no tienes muy claro la manera en la que se materializará todo ello, no te preocupes; nosotros te ayudaremos a definir el trabajo de manera que quede perfectamente integrado en el local u oficina.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.