las ventanas en españa

¿Por qué las ventanas en España son más pequeñas que en Europa?

El tamaño de las ventanas en España es más pequeño que en el resto de Europa. Esto al menos es lo que se desprende de un estudio realizado por algunos arquitectos que, tras pasar tiempo viviendo fuera de España, han detectado que el tamaño de nuestras ventanas ha menguado mucho en los últimos años. Un hecho llamativo teniendo en cuenta que en nuestro país hay más horas de Sol y, aunque la tendencia es la de protegerse, es una fuente de luz natural de gran valor.

Y es que el tamaño de las ventanas y de los balcones en nuestro país siempre fue de grandes dimensiones, un hecho que ha venido modificándose en los últimos años hasta llegar al tamaño medio actual que, según explican los especialistas, ronda 1,15 metros de alto por 1 metro de ancho. Un tamaño que dista mucho de la media de los países europeos donde llega a ser de 2,15 metros de alto por 1, 20 metros de ancho.

De ahí que hayan estudiado esta situación y hayan expuesto las principales razones que se esconde tras esta determinación que ha cambiado nuestra relación la luz natural, nos ha llevado a una mayor dependencia de la luz artificial a todas horas del día en el interior de nuestras viviendas y ha cambiado notablemente la fisonomía de nuestros edificios.

 

Ventanas pequeñas en España: Razones

El empequeñecimiento de las ventanas en España, tiene muchas razones aunque algunas pesan más que otras. Según los arquitectos que han estudiado el tema la principal es el coste del ladrillo en nuestro país, que se encuentra muy por debajo del precio final del aluminio. En este sentido hay que destacar que un ladrillo hueco doble —que es el modelo convencional que se suele emplear en la construcción española— tiene unas medidas de 24 centímetros de largo por 8 centímetros de alto. Y su precio medio es de 7 céntimos. Como las ventanas suelen construirse con este material, el precio final de la misma es de unos tres euros y medio (sólo en lo que se refiere al coste del ladrillo). Un coste muy inferior al precio medio del aluminio que se emplea en la realización de una ventana de las mismas medidas.

Nlas ventanas en españao se tiene en cuenta, por ejemplo, las particularidades del aluminio. Por ejemplo, que es más aislante de lo que pueda ser el ladrillo. Pero esto no importa a los constructores, que cubren de material aislante las paredes con materiales baratos. Especialmente cuando el ritmo de crecimiento de las ciudades es muy rápido y hay que responder adecuadamente a las necesidades de la población, que demanda viviendas de manera creciente en las grandes ciudades. Caso, por ejemplo, del Madrid de los años sesenta y setenta del siglo XX.

Resolver este problema hoy día es complicado en estos casos, pues las ventanas –al estar construidas de este tipo de materiales- forman parte de la estructura del bloque y pondría en peligro su integridad.

Así pues, las personas que viven en pisos con estas características ven la luz pasar, dependen de la electricidad y no pueden ventilar adecuadamente sus propiedades.

En Tacema apostamos por las grandes ventanas para aprovechar bien la luz y por sistemas como las cortinas y las persianas para controlar la cantidad de luz y calor que entra en el interior de la vivienda. De ahí que siempre aconsejemos a nuestros clientes que instalen buenos ventanales y balconadas de cristas y de aluminio. De manera que se aproveche mejor los recursos naturales que nos rodean.

Si quieres conocer algunos de nuestros proyectos no tienes más que visitar nuestra web, donde compartimos mucho material gráfico en este sentido. Y, si quieres que realicemos un estudio de tu caso, no lo dudes y ven a visitarnos. Te atenderemos sin compromiso de contratación.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.