Tendencia al estilo industrial con carpintería de aluminio y metálica

La tendencia al estilo industrial con carpintería de aluminio y metálica se impone. Es funcional, elegante, aporta equilibro a los espacios en los que se encuentra… En definitiva, son la mejor solución posible para quienes desean no complicarse decorando su hogar, local u oficina.

Para que puedas conocerlo un poco más, en Tacema hemos redactado este artículo en el que te hablamos más de esta tendencia que se impone en el panorama internacional. Y en el que somos expertos gracias a nuestros más de 30 años de experiencia en el sector.

Tendencia al estilo industrial con carpintería de aluminio y metálica

Se denomina como estilo industrial a una corriente arquitectónica que se inició en los Estados Unidos tras la Segunda Guerra Mundial. Un momento en el que, ante la llegada masiva de inmigrantes al país, el acceso a una vivienda, era prohibitivo. De ahí que se desarrollase una corriente en la que se recuperaban las antiguas fábricas abandonadas para darles una nueva vida. Fue el origen de los hoy populares lofts. Viviendas de amplios espacios con grandes ventanas, paredes de ladrillo y donde primaba el uso de materiales industriales, dada su propia naturaleza.

El estilo industrial hoy

Hoy día el estilo industrial también es una tendencia decorativa y una manera de entender la arquitectura. Una corriente en la que se apuesta por el empleo de materiales nobles como la madera o el metal para generar ambientes hogareños. Una combinación de elementos que se realiza, además, en espacios singulares. Lugares diáfanos en los que prima la generación de diferentes ambientes sin que ello conlleve la instalación de tabiques que los separe.

Hoy día, muchos expertos en diseño o decoración lo relacionan con lo minimalista. De ahí que se haya desarrollado toda una escuela en torno a estos elementos y podamos encontrar una gran variedad de elementos en el mercado.

Principales características del estilo industrial

Las principales características del estilo industrial son las siguientes:

  1. Primacía del metal, sólo o combinado con madera. Esta presencia se desarrolla tanto en el mobiliario como en la propia arquitectura de la vivienda. Cierres, ventanas, barandillas, escaleras, etc. suelen realizarse sobre todo en metal. Tanto en hierro como en aluminio. Esto le ofrece al espacio un aspecto de robustez que resulta muy atractivo y que conlleva muchas ventajas: por ejemplo, que no necesita mantenimiento, se limpia de manera sencilla y puede adquirir cuantos diseños imaginemos.
  2.  Espacios abiertos. La luz debe poder llegar a todos los rincones de la vivienda sin que choque con ningún elemento. Esto hace que la electricidad para alumbrarnos sea sólo necesaria durante la noche, lo que reduce la factura de la electricidad de manera notable.
  3. Mobiliario funcional. De líneas simples, rectas, sin elementos que lo recarguen. De manera que recuerden a las mesas, sillas, lámparas, electrodomésticos, armarios, etc. que podríamos encontrar en el interior de una fábrica.
  4. Una gama de colores en la que prima el gris y los marrones en todas sus tonalidades. La paleta de colores que se emplea en el estilo industrial se compone de una gran cantidad de tonos que bien podríamos encontrar en una fábrica. De esta manera, lo habitual es que encontremos objetos realizados o coloreados en: marrones, grises, negros, oxidados… todo lo que ayude a dar un aspecto envejecido e industrial al local o a la vivienda en la que queramos colocarlo.

 

Así pues, si quieres reformar tu vivienda, dándole un aire industrial, no lo dudes y confía en Tacema. Nosotros desarrollaremos tu proyecto y te recomendaremos las mejores soluciones para cada necesidad. Y todo ello sin necesidad de hacer obra y por un coste menor del que imaginas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.