Consejos para limpiar las ventanas y persianas de aluminio

Limpiar las ventanas y persianas de aluminio es muy sencillo pero tiene sus trucos, por eso desde Tacema hemos elaborado una lista de consejos para limpiarlas de la mejor manera posible.

 

Consejos para limpiar las ventanas y persianas de aluminio

Limpiar las ventanas y persianas realizadas con aluminio es muy sencillo, pero hay que hacerlo de la manera adecuada para que no estropeemos el material. Y es que aunque es inevitable que elementos que se encuentran en el exterior de nuestras viviendas se ensucien; lo mejor es mantenerlos periódicamente para que luzcan como el primer día.

Para que puedas conseguirlo sin mucho esfuerzo y con el mejor resultado, en Tacema hemos realizado este artículo con el que queremos ayudarte a conseguirlo.

 

Consejo 1: Quitar la suciedad de la superficie

Por lo general, se trata de polvo que se ha ido acumulando. Para retirarlo, debería bastar un trapo o esponja húmedo; aunque si además se encuentran otras sustancias, lo mejor es ayudarse de un aspirador. En el mercado los puedes encontrar de pequeño tamaño, muy manejables y con gran potencia.

Es importante que tengas en cuenta que lo mejor es usar una esponja o una bayeta de microfibra. Y es que ninguna de ellas deja pelusas. No uses nunca esponjas viejas ni ásperas, pues podrían rayar la superficie del metal.

 

Consejo 2: Productos de higiene o limpieza neutros

Los productos neutros son mucho mejores para limpiar el aluminio ya que no dejan residuos jabonosos. E incluso no afectan a la superficie del metal, ya que algunos contienen elementos corrosivos que podrían afectar a la estructura metálica. Especialmente a los acabados. Lo que provocaría la aparición de un aspecto descuidado o desgastado.

 

Consejo 3: Machas resistentes

Cuando aparezcan restos de pintura o manchas especialmente complicadas sobre la superficie de aluminio de tu ventana (marcos o estructuras) desde Tacema te recomendamos el uso de: alcohol sanitario, agua y vinagre blanco. Esta mezcla (que debes realizar a partes iguales de cada uno de ellos) hará que desaparezcan las manchas con facilidad sin afectar al aspecto del aluminio.

 

Consejo 4: Secado a conciencia

Asegúrate de que cada elemento de la ventana queda perfectamente seco. Para ello, lo mejor es pasar una bayeta que no suelte pelusa varias veces. Los que están realizados con microfibra son los mejores en este sentido, ya que absorben la humedad de manera definitiva y no dejan restos.

 

Consejo 5: Cristales y persianas

Los cristales y las persianas de tus ventanas son partes importantes de las mismas, por eso hay que dedicarles tiempo y productos propios. En este sentido, desde Tacema te recomendamos limpiar las persianas con ayuda de un paño mojado en agua con detergente. Y luego, aclarar a conciencia las persianas y dejar secar. Si la suciedad se ha incrustado mucho en las persianas, nada más afectivo que agregar al agua unas gotas de amoníaco y frotar con ayuda de un cepillo.

Para los cristales, nada mejor que agua con jabón neutro, un trapo que no suelte pelusa y una buena bayeta para su secado. Cuidado con el uso de papeles de periódico o similar, pues pueden arañar los cristales.

 

Recuerda que la primavera es la mejor época del año para realizar reformas en tu vivienda. Y que si lo haces empleando soluciones elaboradas con metal, son rápidas, no requieren obra al uso tradicional, se ajustan perfectamente a tu espacio porque se realizan a medida, y adquieren el aspecto que desees. Así que, si estás interesado en hacer reformas en tu hogar, ven a visitarnos para que en Tacema te podamos explicar por qué las ventanas, persianas, cancelas, escaleras, etc. de metal son las mejores.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.