puerta corredera

Instalación de puertas correderas sin obra

La instalación de puertas correderas sin obra es posible, asequible y versátil gracias a Tacema. Y es que este tipo de puertas, que se adaptan a todo tipo de espacios (los más grandes y los más pequeños), nos permiten poder ganar metros donde hay pocos de los que disfrutar; y poder acceder a las habitaciones de la manera más cómoda posible.

En Tacema conocemos muchas de las ventajas de estas puertas, de ahí que siempre se las recomendemos a nuestros clientes. Especialmente a quienes desean solucionar, de manera rápida, la renovación de sus puertas o quieren aprovechar la circulación de la luz por toda la casa.

Por ello, si estás pensando en instalar puertas en tu casa y no quiere hacer obras, no lo dudes y escoge puertas correderas. ¡Saldrás ganando!

Qué son las puertas correderas

Las puertas correderas son aquellos sistemas de cierre del espacio que funcionan desplazándose de manera horizontal, hacia los laterales.

Estas puertas (que también se denominan corredizas)  suelen valerse de un mecanismo (ruedas o un perfil y/ o riel que se instalar en el suelo o en la parte superior que es el que facilita su movimiento).

Son puertas que se adaptan a todo tipo de viviendas, aunque son especialmente útiles cuando no tenemos muchos metros cuadrados. De ahí que cada vez sean más empleadas en los hogares.

Hay muchos tipos de puertas correderas. Las más frecuentes son las siguientes:

  1. Puerta corredera de una sola hoja. Cuando el espacio a cubrir es pequeño.
  2. Puerta corredera de hojas enfrentadas. Cuando empleamos dos hojas que se cierran en la parte del central del hueco que cubren. Suelen emplearse para salones y zonas amplias.
  3. Puerta corredera más panel fijo. En este caso se trata de una puerta que se combina con un panel que permanece fijo en parte del hueco que cubre.
  4. Puerta corredera paralela. Se trata de cubrir el hueco con dos hojas de puertas.
  5. Puerta corredera telescópica. Para espacios de muy grandes dimensiones.
  6. Puertas correderas plegables. Se recogen una sobre otra las diferentes hojas que la componen.

Puerta corredera de una sola hoja.

A esto se une una gran variedad de sistemas de guías (con ellos la instalación de las puertas correderas es más sencillo) y de materiales con los que poder dar forma a las distintas hojas. Por lo que debes valorar cada uno de ellos en su conjunto.

Ventajas de la instalación de puertas correderas

Las ventajas de instalar puertas correderas son los siguientes:

  1. Son puertas que dejan entrar la luz cuando están abiertas. Si están hechas de cristal, incluso cuando están cerradas.
  2. Permiten disfrutar de espacios compartimentados y de espacios diáfanos al mismo tiempo.
  3. Suelen quedar perfectamente camufladas al integrarse en el ambiente decorativo de la estancia en la que se encuentran.
  4. Pueden ser manuales o funcionar con un sensor de movimiento. Esta última versión es la más empleada en espacios oficiales.
  5. Te permiten ganar espacio ya que se cierran sobre sí mismas y no es necesario contar con espacio para su apertura o cierre. No hay espacios infrautilizados.
  6. Se pueden utilizar tanto en interior como en zonas exteriores.
  7. Visualmente ofrecen continuidad espacial a la vivienda, especialmente cuando están abiertas. Lo que crea una sensación de desahogo y bienestar.

 

Así pues, si quieres cambiar las puertas de tu vivienda y ganar luz y espacio útil, no lo dudes e instala puertas correderas. Evitarás la realización de obras y su incomodidad. Eso sí, recuerda que para que la puerta encaje a la perfección y funcione bien debes confiar en el criterio de los especialistas. Profesionales expertos como los que trabajamos en Tacema. Tendrás garantizado un buen resultado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.