Escalera sin necesidad de obras

Cómo cambiar una escalera sin necesidad de obras

Si quieres saber cómo cambiar una escalera sin necesidad de hacer obras, este artículo te interesa. Y es que en Tacema somos especialistas en potenciar el bienestar de tu vivienda sin los inconvenientes de realizar obras. Además de habiendo realizado un trabajo de calidad, con un precio muy asequible y pudiendo personalizar el acabado o los acabados de la misma.

Y es que contar con el trabajo de Tacema siempre conlleva ventajas.

Escalera sin necesidad de obra

Las escaleras, como cualquier otro elemento que compone nuestra vivienda, sufren desgaste con el paso de los años y con las subidas y bajadas que hacemos gracias a ellas. Esta alteración a veces se queda en la superficie y afecta únicamente a su parte estética. Fundamentalmente, a zócalos y escalones que aparecen con un color más pálido, algún arañazo, o incluso alguna rotura.

Otras, sin embargo, son el indicio de que algo no está funcionando bien. Lo que supone que ponemos en peligro nuestra integridad física y seguridad.

En ambos casos, es conveniente que hagamos un cambio de la misma. Y que, para ello, contemos con la solución más adecuada a nuestra situación y espacio. Por eso, desde Tacema siempre animamos a contratar profesionales del sector. Y es que hay mucho en juego y una escalera debe darnos ese plus de bienestar que todos queremos en el lugar en el que vivimos.

Cambiar una escalera: Qué tener en cuenta

Podemos cambiar las escaleras de nuestra casa de dos maneras: o bien sustituyendo la existente por otra realizada en otro material. Por ejemplo, metálicas. Que son muy duraderas y se colocan rápidamente allá donde queramos. Eso sí, en caso de que estemos realizando una reforma debemos tener en cuenta que antes de colocarla habrá que anular la anterior. Y aunque no conlleve la realización de obras, sí conlleva algunas molestias como los ruidos y el escombro que genera un derrumbe.

De otro lado- y siempre en caso de que lo único que queramos hacer sea una limpieza de cara de la escalera– también podemos recurrir a soluciones diferentes que no conllevan la realización de ninguna obra.

Así, por ejemplo, hemos visto cómo en los últimos años las escaleras cubiertas con suelos vinílicos se han impuesto. Se trata de una propuesta sencilla, limpia y que podemos encontrar en diferentes colores o estampados. Esta solución nos permite cambiar el aspecto de nuestras escaleras con unos pocos gestos. El tiempo que tardamos en tomar las medidas de cada escalera, recortar la pieza de vinilo para que se ajuste al ancho y largo del escalón, pegar la pieza al escalón con ayuda de un pegamento especial para este revestimiento y esperar a que se seque.

En pocos minutos podrás disfrutar de una escalera nueva.

Escaleras en Tacema

En cualquier caso, si lo que quieres es un cambio integral de algunas de tus escaleras, en Tacema te recomendamos que te inclines por las soluciones metálicas. Escaleras realizadas en hierro o aluminio, con diferentes acabados, formas diversas que se ajustan a tu estilo decorativo, y que se colocan en pocas horas. Nos referimos, tanto escaleras de interior como escaleras de exterior.

Un trabajo que realizamos con profesionalidad, siguiendo las indicaciones del cliente y que confeccionamos a la medida del espacio en que se va a colocar. Y todo ello con total garantía y por mucho menos de lo que imaginas.

Así que, no te lo pienses dos veces. Si estás cansado de tu actual escalera opta por alguna de las dos opciones que te damos y en poco tiempo comenzarás a disfrutar de un entorno mucho más agradable y con una mayor sensación de bienestar. Ven a preguntarnos y te atenderemos sin necesidad de que adquieras ningún compromiso.

 

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.